lunes, 10 de diciembre de 2007

La hermanita pobre


De todas las hijas de Puccini, entiéndase. Nadie suele acordarse de Minnie, cuya venida al mundo operístico acontecía un 10 de diciembre de 1910, en el Met, con el rostro y la voz de Emmy Destin. Su galán de aquella ocasión, Enrico Caruso. Dirigía Toscanini. Buenos auspicios y mejores mimbres para convertirla en leyenda. Sin embargo esta ópera de "exótica" ambientación no ha llegado a cuajar en el alma del público, ni siquiera del muy pucciniano, como Tosca, Bohème, Butterfly. Ni siquiera como Manon Lescaut (la Rondine y Edgar no las menciono; si Minnie es la hermanita pobre en los gustos del público, Magda y Edgar andan aún peor). Debo admitir que no le he prestado demasiada atención a la pobre Minnie, y eso que la han enfrentado dos de mis chicas favoritas, léase Antonietta Stella y Renata Tebaldi. Tal vez sea hora de poner remedio. Por cierto y hablando de la Stella. En "Producciones Oneguin", está este vídeo de Antonietta como una Minnie verdaderamente increíble, apasionada, feroz, histérica, maravillosa. Sorprende que, al lado de la baraja marcada, no lleve un revólver en la liga. La acompaña Anselmo Colzani.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Antonietta Stella fue un desastre la pobrecita.Espantosa cantante

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi canal