jueves, 18 de junio de 2009

Quasthoff y Schubert


Get this widget | Track details | eSnips Social DNA

A Thomas Quasthoff, conocida es la historia, el conservatorio de Hannover lo rechazó por no poder cursar piano. Tenía trece años, y había nacido con una serie de malformaciones debidas a la talidamida, un medicamento que en los años cincuenta era habitual recetar a las embarazadas. Quasthoff no se arredró ante la negativa y decidió formarse por su cuenta, con resultados que saltan a la vista. Dietrich Fischer-Dieskau, que lo escuchó en 1997, dijo de él: Posee una voz sorprendentemente maravillosa y ha tenido un entrenamiento previo excelente. Según declaraba en esta entrevista, la formación autodidacta fue, a la larga, algo positivo.
“Hay que sacar el máximo provecho de los inconvenientes. A posteriori, el hecho de no haber estudiado en el conservatorio, me ha permitido crecer y alcanzar la madurez en el momento oportuno. La etapa más delicada para cualquiera es la juventud y el principio básico en nuestra disciplina es no forzar. Hay que buscar la manera de cantar que te permita obtener resultados sin retorcer los medios. Es imprescindible elegir una literatura adecuada, arias italianas, algunas canciones, que expliquen algo tan fundamental como es el legato. La voz necesita crecer despacio, sin presión. El sistema educativo es erróneo en su concepción. Los cinco años que se toman como base es muy poco tiempo para un cantante. Así pasa lo que pasa, que muchos, con aparentes posibilidades, quiebran sus instrumentos en seguida”

Ya se ponía ayer por aquí el anuncio del recital, schubertiano hasta en su propina, que podéis escuchar arriba; previamente el cantante hizo gala de su buen humor e incluso ensayó alguna frase en español. Acabó diciendo que, después de Die Schöne Müllerin, no podía terminar el concierto con algo alegre. Y así cantó maravillosamente, acompañado por Justus Zeyen,
Der Tod und das Mädchen. Este es el concierto que pudieron disfrutar los presentes ayer en el Liceu... Y también los que estábamos en nuestras casas escuchando Radio Clásica. Obviamente disfruté de él y demasiado corto se me hizo. Podéis encontrarlo por aquí. Os aviso, por otra parte, de que el sonido es manifiestamente mejorable.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi canal