miércoles, 3 de agosto de 2011

Venganza al cubo

Ayer desde las Chorégies de Orange, festival que cumple en 2011 cuarenta años de historia, pudo escucharse, radio mediante, Rigoletto de Giuseppe Verdi. Como protagonista nos encontrábamos al "bufón" por excelencia de los últimos años, Leo Nucci. Y como en los últimos años tiene por costumbre, con repetición de la cabaletta Sì vendetta, tremenda vendetta. En esta ocasión podríamos hablar de un tris, en vez de un bis, dado que la repitió tres veces ante el entusiasmo de los presentes. Que Nucci sea tal vez el último barítono no implica que me convenza en ese papel. De las complejidades de Rigoletto en su dualidad como ser vengativo con el mundo que tan mal lo ha tratado - y al que él responde en igual manera - y como padre de Gilda apenas detecto nada. En especial, en una representación en la que daba la impresión de haber puesto el piloto automático, hasta el momento crucial... que para mí sería Cortigiani, vil razza dannata, pero que para él parecía ser otro. A su lado, Patrizia Ciofi, tal vez la mejor de anoche. Y eso que la voz está ya gastada - en algunos momentos suena más envejecida que la de su padre en la ficción, viejo zorro de los escenarios que se las sabe todas- , privada de esmalte y algo áfona. Sin embargo acaba convenciendo, porque sabe perfectamente el significado de lo que está cantando. Cierra el trío protagonista Vittorio Grigolo, al que reconozco sus buenas intenciones, echadas a perder por la correa de transmisión, es decir la técnica. La voz salía temblorosa e insegura. Al menos tuvo el buen gusto y mejor criterio de, dadas las circunstancias, no lanzarse al agudo en la cabaletta Possente amor. Poco que decir del director, que debería haber tomado medidas en el jolgorio del final del Acto II. Una nota más: parece que la simpática presentadora no conocía demasiado bien la ópera, dado que despidió dicho acto antes de la dichosa cabaletta.
Aquí os dejo la grabación. Si os gustan los bises a mansalva, disfrutaréis. Si no, no es ni de lejos - y pese a los detalles de folcklore- el peor Rigoletto que hayáis escuchado, de hecho es posible que disfrutéis si os gusta Nucci, cantante al que respeto pero del que no soy precisamente aficionada. 
Giuseppe Verdi
 Rigoletto 
Patrizia Ciofi, Soprano, Gilda
Marie-Ange Todorovitch, Mezzo-soprano, Maddalena
Cornelia Oncioiu*, Mezzo-soprano, Giovanna
Marie Karall*,Mezzo-soprano, La Contessa di Ceprano
Julie Robard-Gendre*,Mezzo soprano, Il Paggio
Leo Nucci*, Baryton, Rigoletto
Vittorio Grigolo, Ténor, Il Duca di Mantova
Mikhail Petrenko*, Basse, Sparafucile
Roberto Tagliavini*,Basse, Monterone
Stanislas de Barbeyrac, Ténor, Matteo Borsa
Jean-Marie Delpas, Baryton, Il Conte Ceprano
Armando Noguera, Baryton, Marullo
Orchestre National de France
Chœur de l’Opéra-Théâtre d’Avignon et des Pays de Vaucluse
Chœur de l'Opéra de Nice
Chœur de l’Opéra de Toulon Provence-Méditerranée
Chœur de l’Opéra de Tours
Roberto Rizzi-Brignoli*, Direction musicale

2 comentarios:

Zerlina dijo...

Me he reído con la entrada por no llorar. ¡Qué fuerte lo de Nucci! Bueno, y Grigolo, tiene peor técnica que algún estudiante de canto que conozco...

Gracias por los enlaces, Nina, pero me parece que no me lo voy a descargar y así, me ahorro un cabreo.

Nina dijo...

Tremendo lo de Nucci, sí. Parece que quiere batir un récord, lo próximo será un cuatrís o como demonios se diga.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi canal