lunes, 31 de diciembre de 2012

Oberturas y otros animales: el Ballet de la Reine de Don Carlos

Como es por todos conocido, Don Carlos fue en su origen una grand opéra que cumplía con todos los requisitos de ese género genuinamente francés. Pero ya en su estreno parisino sufrió todo tipo de tijeretazos, de tal modo que algunos fragmentos se quedaron en el ensayo general y no fueron recogidos por las sucesivas revisiones que se hicieron de la ópera. El Ballet de la Reine es una de las víctimas habituales de los cortes. Es, también, uno de los ballets más extensos que Verdi compuso. Aparte de como Ballet de la Reine se lo conoce como la Peregrina, según la famosa perla a la que desde luego pusieron bien el nombre.
Situado al principio del Acto III, el ballet sucede a la escena del intercambio de mantos que también es cortada en la mayoría de producciones y que tan bien explica la confusión posterior en la que Don Carlos hablará a la Éboli como si de la reina se tratara.
¿Por qué? Bien, el ballet recrea precisamente la historia de la perla, o más bien es una alusión alegórica a la propia Isabel de Valois, su pureza y belleza, etc etc. En tiempos recientes algún director de escena se ha dejado de genios del mar y perlas bailarinas, recreando el ballet como un sueño en el que una Eboli casada con Don Carlos prepara la cena a sus suegros... con desastroso resultado.  Que obliga a llamar a un repartidor de pizza también conocido como Rodrigo, marqués de Posa. Experimento que puede verse aquí y aquí.
La grabación en audio, sin embargo, procede de la versión grabada por Claudio Abbado y las huestes escalígeras a principios de los años ochenta. Grabación que, con bastante desparpajo, se presentó como un esfuerzo filológico en el que se ofrecía la obra tal y como fue en origen. Nada más lejos de la realidad. Se trata más bien de una grabación de la versión en francés y en cinco actos que incluye algunos de los fragmentos originales en forma de apéndice. Para escuchar una grabación en la que se nos presente toda la música escrita por Verdi, incluyendo la cortada en los ensayos, tenemos la de Matheson, si bien se trata de una versión que presenta pocos atractivos aparte de ese.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi canal