martes, 29 de enero de 2008

Tosca: pequeña (y muy personal) discografía

Resulta un cliché, pero hay que decirlo. La Tosca de De Sabata, Callas y Di Stefano grabada en 1953 sigue, más de cincuenta años después de su publicación, provocando el paranormal fenómeno de poner de acuerdo a la práctica totalidad de los críticos (algo nada fácil, huelga decirlo): si no es la primera referencia (para muchos lo es) si entraría en el pódium de las tres primeras. Si hay que ponerle pegas, personalmente (todas las opiniones sobre discos son eso, estrictamente personales) serían dos: Tito Gobbi como Scarpia y Melchiorre Luise como el Sacristán. Gobbi-Callas se convertirían para muchos en la imagen de Scarpia y Tosca, respectivamente, si bien no coincidirían representando los papeles en escena hasta las últimas Toscas de la Callas, en 1964-1965. Conforme pasa el tiempo, voy apreciando menos a Gobbi (lo cual para una callasiana, y teniendo en cuenta todas las ocasiones en que cantó y/o grabó con la Divina es una dura prueba)... Di Stefano aún está fresco de voz, para regalarnos (entre otras cosas) uno de los E lucevan le stelle más estremecedores que puedan escucharse. Callas en 1953 está en pleno esplendor vocal y también interpreta de forma sobresaliente. Su segunda grabación de estudio de Tosca (1965) sin duda está más desarrollada dramáticamente, pero su voz casi se había volatilizado para entonces (¿o sin el casi?), tristemente. De Sabata dirige vigorosamente a las huestes del Teatro de la Scala. Publicada en múltiples ocasiones y/o ediciones por EMI, la prescripción de los derechos ha provocado que sea editada en sellos más baratos, como Naxos (en su serie Historical). Impresdindible en toda discoteca de ópera. Salvo si se es un anticallasiano irredento, claro.
Segunda en mis personales preferencias: Renata Tebaldi, Richard Tucker, Leonard Warren, a las órdenes de Dimitri Mitropoulos, en una representación en vivo (de enero de 1956) del Met. En contra, los excesos veristas (lloriqueos, gritos -obsérvese el que se marca al final, por ejemplo-, etc) en los que incurre la Voce d'Angelo, según praxis habitual de los intérpretes veristas, por otra parte. A favor... todo lo demás. Tebaldi ha sido una de las Toscas referenciales (para muchos es LA Tosca). Dejó dos grabaciones en estudio, con Giuseppe Campora y Mario del Monaco, respectivamente, pero de todas maneras aconsejaría esta enorme velada de teatro en la que Tebaldi está acompañada por el malvado (que no chillón) Scarpia de Leonard Warren y el maravilloso Caravadossi de Tucker. Last but not least, que dicen en las Anglosajonias, la dirección dramática de Mitropoulos. Publicada por varias casas piratas y disponible además en diversas plataformas "que difunden las artes altruístamente".
Tercera opción que aconsejaría a la hora de disfrutar una Tosca: Karajan, otra vez Di Stefano y Leontyne Price (Decca, 1962). Grabación de estudio con el lujazo sonoro de Don Heriberto a la cabeza de la Filarmónica de Viena. Price es otra Tosca referencial, con una voz que se diría de terciopelo y además matizada de manera convincente. Di Stefano naturalmente no es el de 1953... Aquí da signos de declive (las señales habían empezado años antes, tristemente), pero aún mantiene la belleza de la voz. Giuseppe Taddei es otro de los especialistas en Scarpia y más convincente, en mi opinión, que Gobbi... ah, y también tenemos a los vieneses con Karajan, absolutamente impresionantes, pura lujuria sonora. Decca ha editado y reeditado esta grabación en múltiples formatos, especialmente recomendaría su edición en Decca legends. Sonido estupendo.
Por último, la grabación de Colin Davis con Caballé, Carreras y Wixell para Philips, 1976. La dirección de esta Tosca es precisamente lo que menos me gusta, aunque Davis "cumpla", prefiero a cualquiera de sus compañeros anteriores. Al resto de los que figura en esta grabación los encuentro prácticamente irreprochables. Si acaso Wixell no me llena, como villano, tanto como lo hacen Warren o Taddei. Difícilmente se puede encontrar una voz más bella que la de Caballé en esta ocasión. Carreras también estaba en sus inicios y componía un Cavaradossi muy juvenil y entusiasta. Angelotti de lujo en la persona de Samuel Ramey (favorito de estos pagos). Como en los otros casos, esta Tosca ha sido reeditada en numerosas ocasiones y puede conseguirse esta espléndida versión por pocos euros...
Naturalmente hay muchas otras Toscas, en vivo o en estudio, que merecen atención y que ofrecen puntos de interés, dependiendo de los gustos personales del interesado.

1 comentario:

ipromesisposi dijo...

Fantástico estudio.
Algunas grabaciones más en mi humilde blog sobre discografía comparada, aquí:
http://ipromesisposi.blogspot.com/2012/01/puccini-tosca.html
Serás bienvenida.
Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi canal