viernes, 22 de febrero de 2008

De Intermezzi y otros animales


Vídeo de ManonLes88

Ya que estamos hablando de Manon Lescaut, de Puccini, he aquí una de las piezas más conocidas de la ópera, su Intermezzo (aquí en interpretación de James Levine con, como no, la orquesta del Met). El Intermezzo es elemento común a muchas obras veristas, hasta tal punto que casi se ha considerado como un "requisito" del movimiento. Puccini no es verista y además su obra se resiste a ser fácilmente encasillada, aunque tenga algunos rasgos comunes a sus compañeros de generación, desde luego es un músico de mayor talla. Diferencia abismal a su favor, desde luego.
El Intermezzo verista suele constituir un oasis a las peripecias "realistas" y desgarradoras de los personajes. Como antecedente de esta costumbre se suele citar el preludio al Acto III de La Traviata, de Verdi. Helo aquí en la interpretación de Sir Georg Solti (Covent Garden, 1994, creo)

Vídeo de gabrielpadilla
Otro antecedente no verista de esta costumbre es el preludio al Acto IV de La Gioconda, de Amilcare Ponchielli, que recoge, entre otros, el sombrío tema del aria de la protagonista, Suicidio! (la intrepretación corre aquí a cargo de Antonino Votto en una de las grabaciones callasianas, concretamente la de 1952; la orquesta es la de la RAI de Turín):


De todas maneras, y ya metidos de lleno en el movimiento verista, el rey absoluto de este tipo de piezas es el Intermezzo de Cavalleria Rusticana (que viene a decir Caballerosidad rústica), la obra de Pietro Mascagni con la que "oficialmente" comienza el verismo. Aquí la tenemos en interpretación del padre de la criatura, el mismo Pietro Mascagni. Una grabación de 1940 con la Orquesta de la Scala:

Otra interpretación, esta vez en vídeo, la de Muti en el Festival de Rávena allá por el 96, en este vídeo de jesusmiramon:

La eterna "hermanita" y acompañante de Cavalleria, I Pagliacci de Ruggero Leoncavallo, también cuenta con un Intermezzo de gran dramatismo. La interpretación corre esta vez a cargo de Herbert von Karajan y de, nuevamente, la Orquesta del Teatro alla Scala (grabación de obligada escucha, por cierto):

Mucho menos conocido, pero no por ello falto de interés es el preludio al Acto IV que compuso Alfredo Catalani (1854-1893) para su ópera más célebre, La Wally (que pese a todo no es demasiado conocida, aria del acto I aparte), estrenada en la Scala en 1892 y rescatada en nuestro siglo por Renata Tebaldi, que hizo suyo el papel de la protagonista (hasta tal punto que pocas lo han abordado o grabado después en su integridad, claro que Ebben, ne andrò lontana lo graba todo el mundo). La interpretación corre a cargo de Fausto Cleva; a Catalani tampoco se le puede etiquetar exactamente como verista. Su evolución posterior a esta ópera queda sin resolver debido a su temprana muerte:

El tema, como puede verse, es inagotable.





No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi canal