jueves, 19 de junio de 2008

Alfredo Catalani

Un día como hoy de 1854 nacía Alfredo Catalani, compositor que en la actualidad es conocido fundamentalmente a través de su ópera La Wally, o para concretar, por un aria perteneciente a dicha obra, Ebben? Ne andrò lontana, que toda soprano que se precie ha cantado o grabado alguna vez (las Wallys son menos, y desde Tebaldi se han dado pocas grabaciones completas...). El pobre Catalani murió de tuberculosis antes de cumplir los cuarenta años, de modo que no sabemos qué hubiese sido de su carrera o de la música italiana si hubiera vivido... Perteneciente a una familia de músicos, el joven Catalani se formó en su Lucca natal y luego siguió sus estudios en París y en Milán. Su primera ópera fue La Falce, en un acto, con libreto de Arrigo Boito, estrenada en 1875. Catalani apostaba por una "renovación" de la ópera italiana, aprovechando las influencias wagnerianas y también francesas... Catalani se adscribía al movimiento de la Scapigliatura milanesa. No era exactamente una corriente intelectual, sino una suerte de actitud ante la vida, una rebeldía contra la cultura burguesa, contra las corrientes "oficiales" de esta. Uno de los objetivos de esta rebeldía era, sin salir del campo de la ópera, la música de Verdi (por otra parte nada favorable a la música de Catalani) que hacía delirar al público "con gritos y efectos teatrales sin sentido común".
La trayectoria de Catalani siguió con el estreno de Elda (1880), que sería sometida a una profunda reelaboración y reestrenada en 1890 como Loreley. A Elda siguieron obras admiradas por la crítica (y por otros músicos como el joven Puccini) como Dejanice (1883) o Edmea (1886). Catalani mostraba una clara predilección por los temas germánicos, y precisamente un tema germánico sería el de su última y más conocida ópera, La Wally, basada en un poema de Wilhelmine von Hillern, Die Geier-Wally. El estreno tuvo lugar el 2o de enero de 1892 bajo la dirección de un joven Arturo Toscanini. El éxito fue grande, y Catalani, ya enfermo, tuvo que salir numerosas veces a saludar (por otra parte, Toscanini amaba tanto esta ópera que bautizaría a su hijos como Walter y Wally). El compositor moriría solamente un año más tarde del estreno de La Wally.
Escuchemos:
La Danza de las Ondinas, de Loreley. Dirige Arturo Toscanini.


También de Loreley; Amor, celeste ebbrezza. Canta Magda Olivero:


Dos fragmentos de la Misa de 1872, Kyrie y Agnus Dei:




Y por último, de su obra más conocida, La Wally, el final del Acto I desde Ebben? Ne andrò lontana y el Preludio al Acto IV. La grabación procede de un directo de la Scala de 1953, con Renata Tebaldi, Mario del Monaco y una jovencita Renata Scotto. Dirige Carlo Maria Giulini.



No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi canal