miércoles, 11 de marzo de 2009

Comparaciones: Don Carlo. Ella giammai m'amò

Verdi estrenó Don Carlos (esto es, la original, en francés, con sus cinco actos y su ballet) un 11 de marzo de 1867. Con lo fácil que era crear un malvado unidimensional, Verdi reflejó en su obra a un hombre atormentado, desamparado, sin el amor de su esposa ni el de su hijo, sometido a la Inquisición. En esto sí hay un poco de la dichosa Leyenda Negra que tan bien queda en Hollywood (si por estos lares tuviéramos una industria cinematográfica como esa y se utilizara debidamente...). Para incluir un poco de cotilleo de tipo histórico, hay que decir que prácticamente desde la muerte del Infante Don Carlos (un joven que nada tenía del heroico y gallardo personaje verdiano, pues era tartamudo, contrahecho y además solía tener rabietas que lo impulsaban a arrojarse al suelo mientras se arañaba el rostro) se especuló que el rey había hecho que lo asesinaran, y de propina también se le adjudicó la muerte de su joven esposa, Isabel de Valois (acaecida poco más tarde), supuestamente para vengar los amores que habían unido a la Reina con el Infante, ya que eran de la misma edad, habían entablado una relación amistosa y en un primer momento se había pensado en un matrimonio entre ambos. La muerte del Infante es aún hoy objeto de discusión; lo de los amores entre los dos jóvenes, ha quedado descartado.
Lejos de presentarnos a un ogro (claro que eso depende del cantante que se haga cargo del papel), Verdi crea un personaje rico, al contrario que el héroe de la función, sin duda uno de los menos matizados de todos los que pueblan esta Corte llena de intrigas) hace que en esta escena (al comienzo del Acto IV si tenemos Fontainebleau, al comienzo del III si nos lo escamotean) el corazón del rey se abra y nos confiese toda su desesperación (después de la maravillosa introducción orquestal) mientras contempla el alba en su solitario despacho. Aquí tenéis a cuatro caballeros que de momento permanecerán anónimos, pero que seguramente reconoceréis. La respuesta, en un mes aproximadamente, como de costumbre.




1 comentario:

Mantoval dijo...

"si por estos lares tuviéramos una industria cinematográfica como esa y se utilizara debidamente...). "

¡Qué razón tienes!, qué de películas habríamos hecho y qué manera de desconocernos sistemáticamente ...
Porca miseria.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi canal