sábado, 18 de abril de 2009

Comparaciones: Ella giammai m'amò. La solución

Ante todo, muchas gracias a los que habéis votado en la encuesta. Creo que es la que ha tenido el ganador por más diferencia. No puedo decir que no lo previera, puesto que es una voz a la que cuesta disociar del personaje de Felipe II.
Nuestro último clasificado, es decir, el Filippo número 3, que quedó con un sólo voto, era Samuel Ramey, en grabación procedente de la integral que se grabó en las tumultuosas funciones de la Scala de 1992, en la que el intérprete de Felipe II fue, si nos fiamos de las crónicas encontradas en los archivos de prensa italianos, el único al que el implacable público salvó de la quema. De las iras de los asistentes no se salvaron ni Pavarotti, ni Muti ni Zeffirelli, ni por supuesto otros simples mortales que esa noche pasaban por allí. Que el tenor fue quien mejor y más elegantemente encajó el golpe es cosa sabida. Teniendo en cuenta el vergonzoso espectáculo dado el pasado siete de diciembre de 2008 en el mismo lugar, me pregunto si alguno de los que asistieron a las funciones del 92 las echaron de menos. Seguro que así fue en algún caso. ¿Dentro de veinte años, se recordará con nostalgia el Don Carlo de 2008? Siempre sentí por esta grabación del 92 una aversión tremenda (y más en su versión en DVD; el sonido será mejor, pero a cambio hay que soportar a mi aborrecido Zeffirelli), una función en la que sólo me gustaba Ramey y nadie más. Por no gustarme, no me gustaba ni la dirección de Muti. Cosa rara, en mi caso. Únicamente a raíz de la última noche de San Ambrosio lo escuché al fin entero, y lo ví con otros ojos. La comparación con el desastre del pasado año puede parecer hasta insultante para esta grabación (si hasta eché de menos a Zeffirelli, eso os puede dar una idea... por si no lo he dicho bastantes veces). Eso sí, nunca la aconsejaría como primer Don Carlo. A lo que íbamos. Escuchemos a Ramey:

Nuestro Filippo 4 quedó en tercer lugar. Se trataba de Jerome Hines. Un Gran Inquisidor habitual en numerosas funciones, que, en este caso, se puso la corona de rey. No hay demasiada diferencia entre los dos últimos clasificados. Nacido en Hollywood en 1921, Hines (cuyo nombre real era Jerome Albert Link Heinz) había debutado veinte años más tarde en San Francisco. En el Met cantó por vez primera en 1946, manteniéndose allí durante cuarenta y un años. Cuarenta y cinco papeles diferentes fueron encarnados por Hines hasta 1987, aunque su última actuación tendría lugar en 2001 (con los ochenta ya cumplidos), dos años antes de su muerte. Hines es sin embargo, como ya decíaantes, más asociado al papel de Gran Inquisidor, aunque cantó Filippo en el Colón y otros teatros. Aquí podemos escucharle con Cesare Siepi en el papel de Felipe II. Ahora volvamos a escucharlo como el "Rey Prudente", en Ella Giammai m'amò. Encontré esta grabación aislada en la red, de modo que no puedo precisar su procedencia.

Hablábamos de Siepi. Pues bien, él es el segundo clasificado, aunque con la mitad de votos del absoluto ganador de esta encuesta. La grabación pertenece a una función de 1965 en Roma, con Carlo Maria Giulini a la batuta. Es otro de los cantantes que más han sido asociados con el papel de Felipe II, un papel que cantó desde bien joven... De hecho, el vídeo antes enlazado corresponde a una grabación de 1950, año en el que Siepi (nacido en 1923) tenía veintisiete primaveras y Hines no mucho más (veintinueve para ser exactos). Y para colmo, ese era su debut en el teatro neoyorkino. Asombroso. Después seguiría cantando Felipe II por todos los grandes teatros. Curiosamente, y a no ser que mi desastrosa memoria falle, no existe testimonio grabado en estudio. Escuchémosle nuevamente:


Y llegamos a nuestro ganador absoluto, por aplastante mayoría (el doble de votos de nuestro segundo clasificado: doce). Se trataba del Filippo 1, que era Nicolai Ghiaurov en la archiconocida grabación en estudio de Solti para Decca. Una grabación de la versión italiana en cinco actos, en la que también figuran una ya demasiado veterana Renata Tebaldi en su única incursión en el papel de Elisabetta di Valois, Carlo Bergonzi como Don Carlo, Grace Bumbry como Eboli y Fischer-Dieskau como Posa. Se puede tener el corazón partido entre las dos principales grabaciones en estudio de Don Carlo, ésta de Solti y la de Giulini, que está mejor dirigida y que cuenta con una Eboli y una Elisabetta (Verrett y Caballé) superiores, pero Ghiaurov inclina la balanza a favor del registro de Solti. Todavía grabaría en estudio otro Felipe más, esta vez en la versión en cuatro actos, con Carreras, Freni y la dirección de Karajan, para EMI. Además lo tenemos en otros testimonios en vivo, tanto en audio como en vídeo. Sobre este personaje que tan a menudo interpretaría, declarará el bajo búlgaro: "Al representar a Felipe II, uno de los personajes más poderosos de la historia, debería sentirme importante, y, en cierto modo, así me siento, ya que más allá de la propia figura histórica conlleva una multiplicidad de matices, líricos y dramáticos". Pero, en realidad, no otorgaba al rey solitario imaginado por Verdi precedencia sobre sus otros papeles emblemáticos, ya que lo consideraba "uno de mis muchos personajes, al igual que Mefistófeles, Boris Godunov o Don Quijote". Escuchemos a nuestro ganador:


1 comentario:

hizan08 dijo...

Sin embargo, Nina, no pusiste el mejor Felipe II que se pueda escuchar en disco: el grandísimo Tancredi Pasero.
Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi canal