domingo, 9 de agosto de 2009

Abriendo el Mar Rojo


Una escena de la producción. Los textos bíblicos han causado
no pocos fruncimientos de ceño entre críticos y asistentes.


Cecil B. De Mille puede morirse de envidia. No es él el único que ha abierto dos veces el Mar Rojo, como el tópico cinematográfico exige. Evidentemente, no pensó en que Gioachino Rossini, mucho antes que él, ya había obrado el prodigio: con Mosè in Egitto, estrenada en 1818 en el San Carlo de Nápoles, y su versión francesa Moïse et Pharaon (título completo: Moïse et Pharaon ou le passage de la Mer Rouge), que se estrenó en la Opéra de París en 1827. Aparte del ballet, obligatorio para toda obra que quisiera ser estrenada en el coliseo parisino (y ante esto el mismo Wagner tuvo que agachar las orejas para que Tannhäuser subiera a su escenario, como ya lo habían hecho Donizetti o Verdi), se añadió un acto y se hicieron diversas modificaciones en la música, en el nombre de los personajes y en la línea vocal en general, menos ornamentada en la versión francesa. La discografía (tanto de la versión italiana como de la francesa) puede encontrarse aquí. El argumento combina la historia bíblica que todos conocemos con el romance imposible entre Anaï, la sobrina de Moisés, y Amenophis, el hijo del Faraón. Obligada a elegir entre su amor y su pueblo, Anaï acaba eligiendo quedarse con los suyos y abandonar Egipto como ellos.
Moïse et Pharaon ha sido la ópera elegida (porque a estas alturas y con su currículum creo que pocas cosas le imponen) por Riccardo Muti (el hombre que -aparte de obrar conmigo otros milagros musicales- me convenció de que Guillermo Tell no era un ladrillo insufrible sino una gran ópera) para el Festival de Salzburgo del presente año. Decir que es un habitual del certamen sería un eufemismo, ya que lleva casi cuarenta años por allí, desde que por primera vez fuera invitado por Karajan. La primera función de Moïse se emitió ayer por la radio austriaca (con pequeños y fastidiosos cortes en el sonido) y se saldó con aplausos, parabienes y vítores para los cantantes, Muti y los vieneses (orquesta y coro) y abucheo bastante rotundo para el director de escena, Jürgen Flimm, que es también director del festival. Muti era reincidente, ya que esta ópera inauguró la temporada 2003-2004 en la Scala de Milán, entonces temporalmente alojada en el Teatro degli Arcimboldi.
El (vapuleado en el estreno) director de escena Jürgen Flimm junto a Riccardo Muti.

De esas representaciones existe un DVD que constituye uno de los escasos testimonios en vídeo de esta obra rossiniana (así me la aprendí yo, y no hace mucho). En aquellas funciones ya figuraban algunos de los nombres de las del presente año en Salzburgo: Ildar Abdrazakov como Moisés, o Nino Surguladze, entonces como Marie y en la presente ocasión como Sinaïde. Son nuevos elementos Marina Rebeka como Anaï (en aquella ocasión confiada a Barbara Frittoli) Nicola Alaimo como Faraón (un papel que en 2003 fue de Erwin Schrott) y Eric Cutler como Amenophis, que en los Arcimboldi cantara Giuseppe Filianoti. La mayoría de las críticas que he encontrado respecto a la función de ayer están en alemán, así que mucho no puedo aportar al respecto. Una reseña en francés se preguntaba en cambio por qué Muti seguía prefiriendo la versión francesa (a la que el crítico define como "marginal") a la estrenada en el teatro de su ciudad natal, a la que juzgan muy superior a su copia. También La Stampa ha arremetido contra la escena de Flimm, exaltando el aspecto estrictamente musical de la función.
Get this widget | Track details | eSnips Social DNA

El final de la ópera, desde la famosa Plegaria.
Naturalmente sobre la puesta en escena de Flimm no puedo opinar por cuatro fotos y un mini vídeo del ensayo, aunque sí que tiene algo positivo para alguien que sigue estas cosas a través de la radio, y es que apenas interfería en lo que llega a través de las ondas, salvo cuando el coro, magnífico por cierto, se movía de un lado para otro. Y es que por mí pueden ambientar la ópera en Marte, siempre que la música no sufra. Véanse las risotadas que sonaban cada dos por tres en la (tradicionalísima por otra parte) última edición de Le nozze di Figaro en Madrid. Por otra parte, cuando veo una ópera ambientada en su época original (y siempre que no esté por ahí mi aborrecido, aborrecido, aborrecido Zeffirelli) me asombro ante la audacia del director de escena. El resultado musical sí que me gustó bastante, aunque no puedo decir que me "extasiara". Cuatro horas (incluyendo descansos) que volaron, así, por las buenas. ¿Opiniones más concretas? Bueno, soy partidaria de que cada uno se forme las suyas, así que aquí tenéis la grabación. Creo ya haber hablado de los problemas técnicos de la ORF, que causaron cortes en la transmisión. A la hora de grabar, ello se ha traducido en pequeñas distorsiones bastante fastidiosas; de hecho creo que pueden advertirse en el fragmento que podéis escuchar arriba y que sin embargo fue uno de los que mejor llegaron a través de la radio austriaca. Otras fuentes no han mejorado demasiado el problema, así que os dejo con la mía. Y esta semana sigue la Rossinimanía, gracias al ROF. Un corte por acto.

Opera: Gioacchino Rossini:
"Moise et Pharaon ou le Passage de la Mer Rouge"

Ildar Abdrazakov (Moise),
Juan Francisco Gatell (Eliézer),
Nicola Alaimo (Pharaon),
Nino Surguladze (Sinaide),
Eric Cutler (Aménophis),
Marina Rebeka (Anai),
Barbara Di Castri (Marie),
Alexey Tikhomirov (Osiride)

Konzertvereinigung Wiener Staatsopernchor;
Wiener Philharmoniker,
Dirigent: Riccardo Muti
Salzburger
Festspiele 2009

Acto I, Acto II,
Acto III, Acto IV

Ah, he leido algo para el festival del año que viene que hace que se me pongan los dientes largos por la anticipación... Está en la página de la radio austriaca, así que la noticia (si se busca) está al alcance de todo mortal. Ay, quien pudiera...
PS. Las fotos son de aquí, pero obviamente no habría advertido jamás su existencia si no fuera por Opera Chic.
PS2. Por El País averiguamos que Lissner y Mortier estaban presentes en la función. Y que Salzburgo no se escapa de la crisis.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi canal