domingo, 18 de octubre de 2009

Duelo de reinas


Reina mártir o compendio de todos los vicios, víctima de la calumnia o adúltera asesina, se han dado muchas definiciones para María Estuardo, la que fuera reina de Escocia  prácticamente desde la cuna (su padre murió cuando ella tenía seis días de edad)  y de Francia por matrimonio, si bien por breve tiempo... Y que acabó sus días bajo el hacha del verdugo. De un verdugo bastante chapucero, por cierto, que necesitó varios golpes para separar la cabeza de la reina del cuerpo. La orden había partido de su prima, la reina Isabel I. 
La figura de la Estuardo y su tumultuosa peripecia vital inspiraron desde el comienzo a escritores y compositores. En el primer campo, Schiller, por supuesto... Y ya  más próximo en el tiempo, Stefan Zweig, autor de una de las mejores biografías sobre la soberana. Naturalmente, en el terreno de la ópera el fruto más conocido de esta fascinación es Maria Stuarda, de Gaetano Donizetti (aunque hay obras anteriores dedicadas a la reina, como la homónima de Carlo Coccia), dentro de la llamada "trilogía tudor" del compositor de Bérgamo.  Escuchemos a Beverly Sills en el aria O nube che lieve.
 
video de primohomme
De todas formas, dentro de Maria Stuarda, estrenada un día como hoy de 1834, la escena más famosa es aquella en la que las dos soberanas, Isabel y Maria, se encuentran, se enfrentan... y se insultan gravemente. Una conocida anécdota nos cuenta cómo dos de las cantantes con las que Donizetti trabajó llegaron realmente a las manos durante esta escena.


vídeo de Onegin65

video de coloraturafan

vídeo de uyildiz

MARIA 
(va ritrosa ad inginocchiarsi
 innanzi ad Elisabetta)
Morta al mondo, e morta al trono,
Al tuo piè son io prostrata.
Solo imploro il tuo perdono:
Non mostrarti inesorata.
Ah! sorella, omai ti basti,
Quanto oltraggio a me recasti!
Deh! solleva un'infelice
Che riposa sul tuo cor.
 
CECIL 
(ad Elisabetta)
Non dar fè, te ne scongiuro,
A quel labbro mentitor.
 
ELISABETTA 
(a Maria)
No, quel loco a te si addice;
Nella polvere e nel rossor.
 
MARIA
(fra sè)
Sofferenza.
 
(ad Elisabetta)
 
E a me si fiera
Chi ti rende?
 
ELISABETTA 
Chi? Tu stessa;
L'alma tua, quell'alma altera,
Vile, iniqua ...
 
MARIA
(fra sè)
E il soffrirò? e il soffrirò?
 
ELISABETTA
Va, lo chiedi, o sciagurata,
Al tuo talamo tradito,
Ed all'ombra invendicata
Di quel misero marito;
Al tuo braccio, all'empio core
Che tra' vezzi dell'amore
Sol delitti e tradimenti,
Solo insidie macchinò.
 
MARIA 
(a Leicester)
Ah! Roberto!
Più resistere non so.
 
LEICESTER 
(a Maria)
O Dio! che tenti?
 
CECIL 
(ad Elisabetta)
Ah! non dar fè, te ne scongiuro
A quel labbro mentitor.
 
LEICESTER 
(a Maria)
Chiama in sen la tua costanza!
Qualche speme ancor ti avanza.
Non ti costi onore e vita
Una grazia a te impartita,
Un favor che al nostro affetto
Tante volte il ciel negò.
 
ELISABETTA
Quali accenti al mio cospetto!
Parla, o Conte.
 
LEICESTER
E che dirò?
 
ELISABETTA
Ov'è mai di amor l'incanto,
E quel volto amabil tanto?
Se a lodarlo ognun si accese
A favori un premio rese;
Ma sul capo di Stuarda
Onta eterna ripiombò.
 
MARIA
Ah, che sento!
Più resistere non so.
Ah! Roberto!
Più resistere non so!
 
LEICESTER
O Dio, ti frena!
 
MARIA
Quale insulto!
O ria beffarda!
 
ELISABETTA 
(a Maria)
Quali accenti! Trema, trema!
 
ANNA, LEICESTER, TALBO 
(a Maria)
Che favelli! Taci, deh! taci!
 
CECIL 
(a Maria)
Trema, trema!
 
MARIA
Ah! no, no!
Figlia impura di Bolena,
Parli tu di disonore?
Meretrice indegna e oscena,
In te cada il mio rossore.
Profanato è il soglio inglese,
Vil bastarda, dal tuo piè!
 
ELISABETTA
Guardie, olà!
 
(Entrano i soldati.)
 
ANNA, LEICESTER, TALBO
Quali accenti! Ella delira!
Giusto ciel! Perduta ell'è!
 
CECIL, CORTIGIANI
Quali accenti! Ella delira!
Speme più per lei non v'è

MARÍA 
(se arrodilla 
tímida delante de Isabel)
Muerta al mundo y muerta al trono,
a tus pies estoy postrada.
Sólo imploro tu perdón,
no te muestres inexorable.
¡Ah, hermana, te basten ya
todos los ultrajes que me hiciste!
¡Por favor! Compadécete de una infeliz
que confía en tu corazón.
 
CECIL 
(a Isabel)
No creas, te conjuro,
a esos labios mentirosos.
 
ISABEL 
(a María)
No, ese lugar está destinado para ti;
entre el polvo y la vergüenza. 
 
MARÍA
(para sí)
¡Paciencia!
 
(a Isabel)
 
Y, tan feroz hacia mí
¿quién te vuelve?
 
ISABEL
¿Quién? ¡Tú misma!
Tu alma, esa alma altiva,
vil , inicua ...
 
MARÍA
(para sí)
¿Debo soportar esto?
 
ISABEL
Ve, lo ordeno, oh malvada,
y pregúntaselo a tu tálamo traicionado,
y a la sombra no vengada
de tu mísero marido.
A tus brazos, a tu impío corazón,
que, en lugar de amor,
sólo delitos y traiciones,
sólo insidias maquinaron.
 
MARÍA 
(a Leicester)
¡Ah! ¡Roberto!
¡No puedo resistir más!
 
LEICESTER 
(a María)
¡Por Dios! ¿Qué intentas?
 
CECIL 
(a Isabel)
¡Ah! No creas, te conjuro,
a esos labios mentirosos.
 
LEICESTER 
(a María)
Manténte sensata y tranquila
alguna esperanza hay todavía.
No te vaya a costar el honor y la vida
la gracia que te van a ofrecer,
el favor que a nuestro amor
tantas veces el cielo negó.
 
ISABEL
¡Cuánta charla en mi presencia!
¡Habla, conde!
 
LEICESTER
¿Y qué puedo decir?
 
ISABEL
¿Dónde están ahora el encanto del amor
y aquel rostro tan amable?
Todo aquel que viene a alabarlo
es premiado con un favor.
Pero sobre la cabeza de la Estuardo
vergüenza eterna ha caído.
 
MARÍA
¡Ah, qué oigo!
¡Ya no puedo resistir más!
¡Ah! ¡Roberto!
¡Ya no puedo resistir más!
 
LEICESTER
¡Oh Dios, frénate!
 
MARÍA
¡Qué insultos!
¡Qué risa sarcástica!
 
ISABEL 
(a María)
¡Qué palabras! ¡Tiembla, tiembla!
 
ANA, LEICESTER, TALBOT 
(a María)
¡Qué dices!¡ Calla, por favor, calla!
 
CECIL 
(a María)
¡Tiembla, tiembla!
 
MARÍA
¡Ah, no, no!
Hija impura de la Bolena,
¿hablas tú de deshonor?
Meretriz indigna y obscena,
caiga sobre ti mi vergüenza.
¡Estás profanando el trono inglés, 
vil bastarda, con tu pie!
 
ISABEL
¡Guardias, aquí!
 
(Entran los soldados)
 
ANA, LEICESTER, TALBOT
¡Qué palabras! ¡Ella delira!
¡Justo cielo! ¡Está perdida!
 
CECIL, CORTESANOS
¡Qué palabras! ¡Ella delira!
¡Ya no hay esperanza para ella! 

 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi canal