miércoles, 25 de noviembre de 2009

Comparaciones: Mefistofele. La solución.

En la última comparativa que se ha hecho en el blog, había elegido Ave Signor!, perteneciente a Mefistofele, de Arrigo Boito. Ahora toca desvelar los nombres de los caballeros que cantaban en esta ocasión. Una cosa es llamativa, y es que las grabaciones de dos históricos han quedado empatadas en un voto, sin conseguir llamar la atención. ¿Cuestión de sonido? Es posible. Vayamos con los nombres.


Nuestro primer Mefistófeles era el legendario Fiodor Chaliapin (o Shaliapin, como se quiera transcribir), que nació en Kazan en 1873. Tuvo una infancia traumática, en el seno de una familia sumida en la pobreza, con un padre que lo maltrataba y el teatro y la música como único asidero (a los dieciséis años entró en  el coro de una compañía de opereta, y allí se fijarían en él).  El papel del diablo de Boito está ligado no sólo a los inicios de su carrera, sino también a importantes hitos como su debut en la Scala de Milán. Su Fausto fue Enrico Caruso y dirigía Arturo Toscanini. Sucedió en 1901, y Boito diría de él: "Al fin he encontrado a mi demonio". Todos los testimonios de los que lo vieron en escena hablan de la fusión indisoluble entre el Chaliapin cantante y el Chaliapin actor. Lo escuchamos nuevamente:


Empatado con Chaliapin quedó Nazzareno de Angelis, nuestro Mefistófeles número 3. Qué decir de un hombre que interpretó al personaje de marras en unas quinientas ocasiones, y que además protagonizara la primera grabación de la ópera de Boito, con las huestes de la Scala dirigidas por ese enigmático caballero llamado Lorenzo Molajoli (tan enigmático que hasta se duda de su existencia, o de si Molajoli era un pseudónimo para otro director o grupo de directores, pero esa es otra historia).  Para cuando ese histórico registro se grabó, De Angelis ya llevaba prácticamente treinta años de carrera y ya había cumplido los cincuenta (había nacido en 1881).


Segundo lugar para Cesare Siepi, Mefistofele 4.  La grabación es la de estudio de Serafin, con Tebaldi y Del Monaco. Una toma para la que se había pensado en Di Stefano (existen unas selecciones con el tenor siciliano), pero que al final acabó grabando, como Fausto, Del Monaco. Del Mefistofele de Siepi figuran en las discografías más o menos oficiales al menos otros dos Mefistofeles, estos en directo. Escuchémoslo nuevamente:



El triunfador, aunque por la mínima, es Mefistofele 4, es decir, Samuel Ramey, el último gran defensor del papel. Boito y su demoniaca criatura han estado muy presentes en la carrera del bajo estadounidense, con representaciones en el Metropolitan, la Scala o el Colón, por citar sólo tres teatros. Cuatro grabaciones comerciales de Mefistofele con Ramey en el papel titular están disponibles según su discografía, incluyendo una en DVD procedente de la Ópera de San Francisco. Volvamos a escucharlo:

1 comentario:

Marina Pino dijo...

Sin duda, De Angelis "es" Mefistofele. Ninguno puede compararásele. Si hay cantantes de ópera a los que podemos llamar "genio" éste es uno. Y eso que el adjetivo no me entusiasma porque se usa sin ton ni son. Pero Nazzareno lo merece sin duda alguna.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi canal