sábado, 26 de junio de 2010

Las raras: Medea in Corinto

A la maga Medea el talento para la hechicería le venía en la sangre, ya que era nieta de Circe, aunque otras versiones la consideran hija de la diosa Hécate, patrona de las que se dedicaban a eso de los sortilegios. Pero el hecho más destacado de la biografía de este personaje nada tiene que ver con sus habilidades mágicas, sino con una terrible venganza: dar muerte a sus propios hijos para castigar a su esposo, Jasón, que la había abandonado para casarse con otra. De acuerdo con el socorrido Grimal y siguiendo versiones de la leyenda más antiguas que la que todos conocemos, en realidad los hijos de Medea habrían sido lapidados por los corintios. La culpa de los niños había sido llevar a Creusa - alias Glauce- el vestido nupcial que Medea había regalado a su sucesora en el lecho de Jasón. Vestido que, apenas puesto sobre la piel de la pobre novia - que poco pintaba en la disputa entre Medea y su, digámoslo así, ex - comenzó a arder y la abrasó, matando de paso al rey Creonte, su padre, que había acudido para ayudarla. Consumada su venganza, con infanticidio o sin él, Medea montó en un carro tirado por dos dragones -un regalo del abuelo Sol- y huyó hacia Atenas, donde siguió complicándoles la vida a sus semejantes. A pesar de todo, una de las variantes de su leyenda nos cuenta que cuando murió fue a parar a los Campos Elíseos, donde se casó con Aquiles, al que también se atribuyen matrimonios en el más allá con Ifigenia, Helena y Políxena. 
Como es por todos conocido, el mito de esta madre asesina ha inspirado a todas las artes, y la música no es ajena a este interés. En el terreno meramente operístico, podemos citar las Medeas de Charpentier, Cherubini -la más célebre, aunque sea en una versión que poco tiene que ver con la original, la reciente de Reimann y la no tan conocida de Giovanni Simone Mayr, Medea in Corinto.
A Johannes Simon Mayr se lo conoce más por la versión italiana de su nombre, Giovanni Simone. También es más conocido por haber sido maestro de Donizetti que por sus propias obras. Nacido en 1763 en Mendorf, Baviera, estudió en Ingolstadt. En cuanto a la música, había aprendido a tocar algunos instrumentos y llamó la atención de un noble bávaro que lo ayudó a "colocarse" como alumno del Maestro de Capilla de San Marcos, en Venecia. Después, en 1802, se mudaría a Bérgamo, donde sucedería a Carlo Lenzi como Maestro de Capilla de la Basílica de Santa Maria Maggiore. Gaetano Donizetti y sus hermanos frecuentarían su escuela de canto, en la que se ofrecían lecciones a los hijos de familias desfavorecidas. En suma, se les ofrecía un medio para ganarse la vida e incluso para alcanzar la fama. Mayr conservará el cargo hasta su muerte, pero su fama como compositor lo llevará en bastantes ocasiones lejos de Bérgamo: a Viena, Nápoles Milán, Roma, París o Lisboa. Mayr era uno de los compositores más apreciados de su tiempo. No había empezado su carrera como operista -se había concentrado más en la música religiosa-, hasta que en 1794 compuso Saffo, la primera de sus setenta óperas. Entre estas podríamos destacar Ginevra di Escozia, L'amor coniugale -una de las fuentes de las que bebería Fidelio-, La rosa bianca e la rosa rossa o la propia Medea in Corinto, estrenada en 1813 en el Teatro San Carlo de Nápoles. Escuchemos su obertura, cortada, por cierto, en las representaciones de Munich:
vídeo de Meyerbeer1
La Medea in Corinto introduce una nueva variante en el mito clásico. Sí, como siempre Jasón llega a Corinto y se desentiende de su esposa para dedicar sus desvelos a un nuevo amor. Pero aquí tenemos no ya un tercero sino un cuarto en discordia, Egeo. 
El Acto I comienza con el abandono de Jasón, que llega a Corinto para encontrarse con Creusa y fijar la fecha de su matrimonio con la hija de Creonte. Una vez solucionado ese trámite, llega el momento de deshacerse de Medea, que es desterrada de la ciudad. La maga suplica a su esposo que no la abandone, pero Jasón no se apiada de su dolor. Enfurecida, Medea jura vengarse. Le viene de perlas que llegue a la ciudad Egeo, el rey de Atenas y amante despechado de Creusa.  Los dos amantes traicionados deciden aliarse e irrumpir con las tropas de Egeo en la ceremonia matrimonial para separar a Jasón de Creusa. Mientras Medea despedaza el altar, los soldados atenienses y corintios entablan batalla.
El resultado lo conocemos en el Acto II. Derrotados los atenienses, Egeo y Medea han sido encerrados en las mazmorras. Mientras le toca a Jasón decidir el destino que espera a su antaño esposa, ésta, en su celda, invoca a todos los poderes infernales para que la ayuden a vengarse de Creusa. Se decide que Medea será exiliada, pero ella, antes de partir, pide ver a sus hijos. Se desencadena la tragedia: mientras corre la noticia de que Creusa ha muerto por ponerse una túnica envenenada, Medea libera a Egeo de la prisión con un hechizo y después apuñala a sus propios hijos. Estalla la tormenta y la maga desaparece en un carro tirado por dragones, mientras Jasón intenta en vano quitarse la vida.


Giovanni Simone Mayr: "Medea in Corinto"
Melodramma tragico in zwei Akten
In italienischer Sprache
Creonte - Alastair Miles
Egeo - Alek Shrader
Medea - Nadja Michael
Giasone - Ramón Vargas
Creusa - Elena Tsallagova
Evandro - Kenneth Roberson
Tideo - Francesco Petrozzi
Ismene - Laura Nicorescu
Bayerisches Staatsorchester
Leitung: Ivor Bolton
Aquí y aquí

2 comentarios:

Marga dijo...

Ay Nina, que me quedo sin saber la procedencia de esta Medea, a ver, lugar de la función, ciudad y fecha.

Es que la estoy bajando (por curiosidad) y mas que nada para poder archivarla bien.

Gracias

Nina dijo...

Mea culpa! La función es del 7 de junio de 2010, en Munich.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi canal