viernes, 8 de octubre de 2010

Concierto para violín de... ¿Verdi?

No, no se sobresalten los habituales. No estoy hablando de ninguna obra inédita que haya emergido de un polvoriento archivo, ni tampoco, en realidad, de un concierto para violín escrito por el oso de Busseto. Pero sí que es una página relativamente desconocida procedente de una de sus óperas de juventud, I Lombardi alla Prima Crociata. Mucho más recordada por esto:
vídeo de greatartists 
O uno de los coros más célebres del repertorio verdiano:
  del canal de eulofi
O incluso para los sopranistas indomables, por esto:
 
vídeo de midas45
...Pero yo me refiero al pequeño "concierto" escrito por Verdi para quien dirigió la ópera en el estreno en la Scala de Milán, y que naturalmente se encargó del solo de violín: Eugenio Cavallini (1806-1861), quien, además de I Lombardi, estrenó Lucrezia Borgia, Maria Stuarda y Gemma di Vergy de Donizetti, Oberto conte di San Bonifacio, Nabucco y Giovanna d'Arco del propio Verdi o Il Giuramento de Mercadante. El estreno milanés fue un éxito, pese a los nervios del compositor al que los milaneses habían adoptado ya como mensajero sus aspiraciones patrióticas. La regla de que no hubiera bises - cuestión policial- fue infringida una y otra vez. Los versos que repetían La Santa Terra oggi nostra sarà fueron contestados con un rugido de aprobación del público. El estreno en Venecia fue sin embargo un "fiasco sin paliativos", como escribía Verdi a Giuseppina Appiani - nuera de Andrea, el pintor -, que mantenía un salón en Milán frecuentado por artistas y músicos y había sido amiga de Bellini y Donizetti.
I Lombardi alla Prima Crociata sería después adaptada a la lengua francesa como Jérusalem, convirtiéndose en el primer contacto de Verdi con la particular manera de entender la ópera en París. Pero eso es otra historia y otra ópera, porque, revisiones aparte, las dos tienen poco que ver entre sí.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi canal