domingo, 18 de octubre de 2009

Comparaciones: Mefistofele; Ave, Signor!


Como todo el mundo sabrá, aparte de ser un estupendo libretista para Verdi y de firmar otros libretos más rocambolescos (el de La Gioconda, que parece un compendio de excesos románticos) con el pseudónimo de Tobia Gorrio, Boito también se dedicó a la composición, dejando dos óperas, Mefistofele y Nerone (que se estrenó póstumamente). La primera versión de Mefistofele, acusada de "wagneriana" en su estreno, se saldó con un fracaso. Sin embargo es la única ópera de Arrigo Boito que ha quedado más o menos establecida en el repertorio "habitual". Digamos que es una presencia relativa, ya que tampoco se representa con asiduidad, sobre todo si comparamos su presencia en los escenarios con Faust, la otra gran ópera sobre el mito recogido por Goethe. Para la nueva comparativa, se han escogido cuatro interpretaciones de Ave, Signor!, la entrada del diablo, Mefistófeles, que (básicamente) pide permiso para tentar a un mortal, Fausto. Los intérpretes son (como de costumbre) bastante reconocibles, aunque pertenecen a muy distintas épocas de la discografía... y tienen maneras muy diferentes de interpretar al personaje. Así que ahí los dejo. Otra cosa, no os asustéis por la posible intrusión de la publicidad, no puedo hacer nada para remediarlo.






MEFISTOFELE 
(Coi piè fermi sul 
Lembo del suo mantello)
Ave Signor. 
Perdona se il mio gergo 
Si lascia un po' da tergo 
Le supreme teodfe del paradiso; 
Perdona se il mio viso 
Non porta il raggio 
Che inghirlanda i crini 
Degli alti cherubini; 
Perdona se dicendo 
Io corro rischio 
Di buscar qualche fischio. 
Il Dio della piccina terra 
Ognor traligna ed erra, 
E, a par di grillo 
Saltellante, a caso 
Spinge fra gli astri il naso, 
Poi con tenace fatuità superba 
Fa il suo trillo nell'erba. 
Boriosa polve!
Tracotato atomo! 
Fantasima dell'uomo 
E tale il fa 
Quell'ebbra illusione 
Ch'egli chiama: Ragion, Ragion. 
Ah! Sì, Maestro divino, 
In buio fondo 
Crolla il padron del mondo, 
E non mi dà più il cuor, 
Tant' è fiaccato, 
Di tentarlo al mal. 

MEFISTÓFELES 
(Con pie firme, 
cogiendo su capa)
¡Salve Señor!
Perdona si mi jerga
no tiene comparación
con los cánticos celestiales.
Perdona si mi rostro 
no muestra el halo que 
orna las sienes
de los supremos querubines.
Perdona si con 
mis palabras me arriesgo
a ser reprendido.
El amo de la minúscula tierra
resbala por la pendiente
y, como un saltamontes
que saltara sin tino,
clava la nariz en las estrellas;
luego, tenaz, fatuo y soberbio, 
canta en la hierba.
¡Vano polvo!
¡Arrogante átomo! 
¡Ridículo hombre!
¡A ese estado ha llegado,
a causa de una estúpida ilusión
a la que llama razón!... ¡Razón! 
Sí, divino Maestro, 
el amo del mundo
se precipita en una oscura sima.
Y yo, viéndolos tan débiles,
no encuentro a nadie 
que merezca la pena 
tentar con el mal.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi canal