miércoles, 10 de febrero de 2010

Taras Bulba, de Lysenko

Entre 1880 y 1890, Mykola Lysenko trabajó en una ópera basada en la novela homónima de Gogol, Taras Bulba, una historia sobre un líder cosaco (al parecer el compositor tenía ascendencia cosaca, así que la historia debía de tener un especial significado para él) que jamás vería en escena. Su estreno tuvo lugar en 1924, cuando hacía doce años que su autor había fallecido. La razón de la tardanza, dicen algunos, fue que Lysenko se empeñara en emplear el ucraniano. Pese a que Tchaikovsky había expresado su entusiasmo ante la partitura, Lysenko se quedó sin ver su ópera en un teatro; sólo llegó a publicarse, un año después de su muerte, la reducción para piano. La orquestación original se perdió.
La representación de 1924 no obtuvo éxito. Sí lo tuvo la revisada de 1937 (estrenada en Moscú), aunque a los encargados de llevarla a cabo se les reprochó que se apartasen de las intenciones del compositor. El trío responsable se tomó en serio las críticas, y así el poeta Maksym Rilsky, el compositor Levko Revutsky (que había sido alumno de Lysenko) y Borys Lyatoshynsky, compositor y director de orquesta, se aplicaron a la tarea de una nueva revisión. Tuvieron que pasar diez años desde el término de  la Segunda Guerra Mundial para que Taras Bulba en su nueva versión se estrenara en Kiev, donde forma parte del repertorio habitual, aunque por estos pagos es poco conocida.
La ópera de Lysenko nos cuenta la historia de Taras Bulba y de sus dos hijos, Ostap y Andriy. En una Ucrania ocupada por los polacos, Taras Bulba ha enviado a sus hijos a estudiar en un monasterio de Kiev. En la puerta del mismo, un  bardo ucraniano (un kobzar) canta las glorias de los cosacos, despertando el entusiasmo de la muchedumbre. Lógicamente, esto no gusta a los comisarios polacos, que dispersan a la multitud. Taras  se despide de sus hijos, mientras aconseja a Andriy confiesa a su hermano que se ha enamorado de una joven aristócrata polaca a la que vio en una iglesia católica. Ostap le aconseja que se olvide de ella, porque esa relación sólo puede traerle problemas. Sobre todo porque, como se descubre poco más tarde, la chica resulta ser Marylka, la hija del gobernador. Ostap hace que el bardo (reaparecido en la plaza) inicie un cántico de batalla contra los polacos, que acaba en rebelión y en la muerte del cantante, alcanzado por una bala polaca. Andriy y Ostap aún pueden regresar de Kiev y abrazar a su madre, pero ante la desesperación de esta, Taras se los lleva para luchar contra los polacos. Los cosacos acaban poniendo sitio a Dubno, ciudad de la que es gobernador el padre de Marylka. Andriy recibe la visita de una mujer tártara que resulta ser la sirviente de su amada. La ciudad padece terriblemente por el hambre, y la propia Marylka no ha comido nada en tres días. Andriy acepta ayudarla, y a través de un pasadizo lleva comida a Dubno. Entrando en el castillo,  Andriy se encuentra al fin con su amada y se muestra dispuesto a sacrificar por ella todo cuanto le es más sagrado, incluso su patria. Luego pide al gobernador la mano de Marylka. Después de la resistencia inicial, el padre de Marylka consiente y nombra a Andriy coronel. Taras se entera de la traición de su hijo gracias a un prisionero que escapa de la fortaleza. Cuando Andriy lidera a los polacos en una de las salidas que tratan de romper el sitio, su padre lo mata de un disparo. Desgarrado entre la furia por la traición cometida y el amor que siente por su hermano, Ostap canta un lamento por Andriy. El final de la ópera difiere bastante de la historia de Gogol. Si en la versión de Lysenko los cosacos liderados por Taras y Ostap toman el castillo de Dubno, en la historia original ambos eran capturados y ejecutados con crueldad por los polacos. Aparte, el Taras Bulba original respiraba un antisemitismo que no se reflejó en Lysenko.
Para los que sientan curiosidad por esta ópera,  he aquí una grabación del pasado año 2009 de una representación en Kiev, emitida el pasado sábado por Radio Clásica. Únicamente tengo las iniciales de los cantantes, eso sí.

LYSENKO: Taras Bulba. T. Shtonda (Taras Bulba), A. Pozniak (Nastya), P. Priymak (Ostap), P. Priymak (Andriy), Y. Orlov (Voyevoda Dubneneskiy), S. Godlevska (Maryltsya), T. Kuzminova (Una mujer tártara), O. Gourets (Kobzar), V. Kolybabiuk (Tovkach), S. Skochelias (Zadorozhniy), V. Dudar (Koshoviy), A. Goniukov (Kyrdiaha), D. Gryshyn (Mensajero), O. Boyko (Cosaco), M. Gubchuk (Sacristán), O. Vostriakov (Sacerdote polaco), Coro y Orq. de la Ópera Nacional de Ucrania. Dir.: V. Kozhukhar
Aquí

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi canal