domingo, 7 de marzo de 2010

Attila desde el Met

Esta entrada debía ser mucho más larga. Lo era, en origen. No obstante, por más que lo intento, no puedo racionalizar demasiado sobre lo que viví ayer a través de la radio. Así que escogeremos el camino más directo. Diré que es una de las mejores experiencias que haya sentido a través de las ondas; una representación que, pequeños defectos aparte, me tuvo presa de una suerte de trance desde las primeras notas del preludio hasta que se cerró el telón. Gracias a Verdi, gracias a Muti. Gracias a una orquesta del Met que era ayer puro fuego, tan alejada del monótono, mortecino acompañamiento de otras ocasiones. Gracias a unos cantantes que, con todos los posibles defectos a cuestas  en estos tiempos tan difíciles para el canto verdiano, eran llevados en volandas por su director y apechugaron bastante bien con sus papeles. Destacando especialmente el protagonista, Abdrazakov - aunque espero que con el tiempo desarrolle una mayor "individualidad" - y la indispuesta Urmana, que aun así salió airosa de su desafío, interpretar a la temible Odabella -y ella era la que más dudas me inspiraba-. Me llamaron la atención las variaciones que introdujo Vargas -¿cosa de la nueva edición crítica, o concesión de Muti?- en su cabaletta Cara patria. En todo caso y con todos los defectos que le queramos buscar, una gran tarde verdiana en directo como las que hacía mucho, mucho tiempo que no disfrutaba. Una muestra más de que la ópera está viva, y que no hay por qué limitarse a sollozar amargamente sobre los discos de pizarra por unos tiempos que no hemos conocido y que nunca volverán.


ATTILA 
Verdi-Solera

Attila..................Ildar Abdrazakov
Odabella................Violeta Urmana
Foresto.................Ramón Vargas
Ezio....................Giovanni Meoni 
Leone...................Samuel Ramey
Uldino..................Russell Thomas

Conductor...............Riccardo Muti

2 comentarios:

Marcelo Sagasti dijo...

Infinitas gracias querida Nina. Desde Buenos Aires, te saluda Marcelo.

Tancredi dijo...

Confirmo el comentario de Nina. Grandísima velada Verdiana. La Urmana inmensa y la orquesta del Met nunca ha sonado igual en Verdi gracias al inconmensurable Muti

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi canal