domingo, 11 de diciembre de 2011

Faust desde el Met

Lo habré dicho mil veces y es probable que lo repita otras tantas al menos: Faust dista mucho de ser mi ópera favorita y, en general, tiendo a escucharla de forma distraída. Lo que no quita que considere imperdonable lo sucedido en el Liceu como ya expliqué en su momento. Me temo que el problema lo tengo con Gounod en general: momentos sublimes combinados con trechos en los que me aburro de lo lindo. En honor del Faust que  ayer pudimos escuchar en la radio - una vez más he de conformarme con eso- he decir que es uno de los que menos somnolencia me han hecho experimentar. Como decía unos días atrás la nueva producción de Des MacAnuff tendría que haber sido protagonizada por Angela Gheorghiu, pero a la rumana no le gustaba la actualización de la historia así que abandonó el barco muy pronto. En una entrevista bastante reciente se preguntaba cómo era posible que un teatro contratase una producción que, ya en origen, se había revelado como un fiasco. Fiasco o no, está claro que público del Met no estaba contento  - era previsible por otra parte - y así lo demostró al terminar la retransmisión con abucheos dedicados al director de escena. El reparto, como es de rigor, fue calurosamente aplaudido, aunque la estrella fue un René Pape al que no se le pueden poner peros, al menos en el aspecto musical. Un cantante con clase, que no hace gamberradas con su papel. Sus compañeros de reparto son un poco más problemáticos y en cuanto a ellos hay opiniones para todos los gustos. Jonas Kaufmann parecía por momentos tener una voz más oscura no sólo que Valentin, sino que el propio Pape en el Acto I. Siempre me he sentido un tanto incómoda con su manera de emitir la voz, aunque en esta ocasión - y pese a un aria que parece haber sido transportada para facilitarle las cosas - me gustó más que en otras. Tengo bastante debilidad por Poplavskaya, cantante que a ratos me hace sufrir por ser absolutamente imprevisible, pero cuya voz me gusta y a la que - al parecer al contrario que el resto del mundo - no encuentro fría o desapegada. Resumiendo, la he adoptado. En la escena final el cansancio le pasó factura. En cuanto a la magnífica orquesta del Met bajo la batuta de Nézet-Séguin sonó estupendamente - escúchese la introducción al Acto IV-, pero torcí el gesto con algunas de las decisiones del maestro. Como es habitual, el ballet no se incluyó: no fue el único sitio donde se empleó la tijera.
Gounod: Faust
Cast
Conductor: Yannick Nézet-Séguin
Marguerite: Marina Poplavskaya
Siébel: Michele Losier
Faust: Jonas Kaufmann
Valentin: Russell Braun
Méphistophélès: René Pape

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas gracias Nina por tus articulos. Me encantan

Contrapunto dijo...

Gracias por la crítica de Fausto,se me paso ir al cine a verla en directo.
Saludos desde Donosti.

dandini dijo...

Que lástima que no hayas incluido en tu selección el final de la obra.Yo la ví en el cine y me pareció que la voz de Marina Poplavskaya estaba siendo manipulada de forma recurrente en el registro agudo tanto en el volumen como en la calidad del sonido.A lo mejor por la radio se oyó el sonido real.

Nina dijo...

Gracias por vuestros comentarios, Anonimo y Contrapunto.


Dandini, no me extrañaría, ya en otras ocasiones he notado una diferencia bastante apreciable entre el video y la grabación radiofónica. Aunque sea dejar mal a la soprano a la que he "adoptado" - el desgaste es evidente aunque está mejor que en la grabación del día 29 de noviembre- he aquí el trío final para que puedas comparar:
http://www.divshare.com/download/16371056-8d7

dandini dijo...

Gracias por el enlace que me ha servido para aclarar mis dudas.Evidentemente el sonido en cine fue manipulado para ocultar las carencias bien evidentes en el registro agudo de la soprano.Por otro lado el sonido de la orquesta es mucho mejor en radio que en el cine.Creo que Peter Gelb deberia hacer algo al respecto y permitir que la calidad y fidelidad del sonido en cines se equiparara a la de la transmision radiofónica.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi canal